Hola, hola – Blog Amycos

Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

Hola, hola

30 octubre, 2017

¡Hola a tod@s!

Les escribe una canaria desde Santa Maria da Feira, Portugal, en el día número 23 ( y no estoy segura, aquí el tiempo pasa volando como las anduriñas).

Cuesta saber por dónde comenzar, así que intentaré aclarar el caos de información que tengo en la cabeza yendo desde lo más específico hasta lo general.

La casa de los voluntarios:

Esta casa encantada y encantadora está habitada por 8 personitas de diferentes nacionalidades (3 español@s- el burro delante pa que no se espante – dos italian@s, dos turc@s y nuestra querida húngara). Yo diría que lejos de ser una mezcla mal lograda, se ha creado una sinergia muito positiva y tod@s remamos a favor de la experiencia. Desde luego se cumplen absolutamente todos los roles: el que vocea a las tantas de la noche, el que se ducha con la música como para que venga la policía, los cocineros, las lectoras y serenas de la casa, el que baila a todas horas… En fin, bastante entretenido todo.

 

Rosto Solidário, nuestra organización de acogida: 

La verdad nos han acogido de maravila… Hay comunicación constante con sus coordinadores y ya hemos participado en algunas actividades. Por ejemplo, la semana pasada “trabajamos” en la Feirinha que organizaron (mercadillo solidario). Nos han procurado también formación y clases de portugués, lo cual es de agradecer porque todavía patinamos un poco, pero sin duda nos vamos soltando y en unos meses no habrá quien nos calle :) , eso segurísimo.

Centro Social e Paroquial Fornos:

Es muy pronto quizá para poder darles una opinión sobre Fornos, así que por ahora les describo o qué é isto. Bien, Fornos es un centro de día en el que las personas mayores (15 usuarios concretamente), pasan parte del día y se benefician de diferentes servicios (comida, higiene personal, actividades socioculturales…). ¿Cuál es mi función? Creo que todavía falta definirla claramente, pero por ahora voy ayudando a la trabajadora social con lo que me pide, participo en las salidas del centro y en las actividades que la educadora social potencia.

Formalismos a un lado, as pessoas idosas son completamente adorables y creo que voy a salir de aquí con unos cuantos abuel@s.

Santa Maria da Feira:

Es una ciudad/pueblito pequenino pero con encanto…8Estas semanas ha costado un poco integrarnos en la comunidad, hacer amig@s… Pero creo que este fin de semana pillamos el truco ;) y descubrimos a qué lugares debemos ir para darnos a conocer un poquito más (por supuesto les estoy hablando de la maravillosa calle de bares que tiene Feira).  Tiene algunas cositas interesantes, como por ejemplo el Europarque, buen lugar para ir un domingo y participar de las carreras que allí se organizan, o un centro de yoga al que algunos estamos yendo y en el que Albertina nos consigue alejar un poco del ajetreo en el que andamos inmersos.

Lo más bonito de Feira es, sin duda el Castelo, que se erige como el vigilante de la ciudad y que tiene si cabe, más encanto de noche cuando lo acompañan un buen rebaño de estrellas.   Al lado del Castelo, las calles empedradas de cuestas pronunciadas invitan a pasear y a falar con uno o dos finos (o cañas para los españoles) y si el hambre aprieta, disfrutar de una de sus tipiquísimas fogaças.

 

Eu mesma:

Yo me siento feliz, eso lo resume todo. Ya pasado el “subidón inicial”, creo que está siendo una experiencia muy positiva de la que podré escribir muchas páginas como ésta.

Eso no significa que no haya cosas que mejoraría o cosas que se me hacen un poco difíciles, pero siempre me despierto con muchas ganas de aprender, y en este sentido, el voluntariado es una oportunidad para meter otra cosita más en la maleta, otro chance para descubrir qué se me da bien, qué puedo aportar o en qué flaqueo y potenciarlo.

La sensación quizá se parecería a algo así como estar en lo alto del Castelo, con los ojos bien cerraditos y dar una buena bocanada de aire fresco que inunde todos los pulmones. Eso, todos los días.