Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

Voluntariado Europeo

Hola!!

8 diciembre, 2018

Hola, Qué tal?

Al otro lado de la frontera, Soy de extremadura y vivo a 30 minutos de Portugal y pensaba que conocía bien Portugal, hasta que vine aquí y me di cuenta de que no tenia idea!!

Los Portugueses son muchos más relajados y calmados que los españoles, sus horarios son más parecidos a Inglaterra que a España, es una sociedad diferente a lo que yo imaginaba, desconocimiento lo llaman.

Con respecto a mi estancia aquí no he podido tener más suerte con mis compañeras de casa, congeniamos las tres super bien.

Os cuento un poco sobre mi proyecto, por ahora voy dos días a Fornos, un centro de día de personas mayores donde ayudo en todo lo que puedo, otro día lo tenemos dedicado a las clases de portugués y a reunirnos con nuestra coordinadora para hablar un poco sobre como vamos  y los otros dos días ahora voy a Rosto, la ONGD que me acoge, pero en enero tendré otras actividades relacionadas con niños que es lo que más me gusta.

El idioma es otra cosa, lo entiendo bien pero ya no se en que idioma pienso y al hablar hago una mezcla muy particular entre el inglés, español  y portugués, es gracioso escucharme hablar.

 

Os dejo algunas fotinos de las actividades que hemos hecho a lo largo de este mes y medio.

 

Hasta la próxima!!

Puedes creer

6 diciembre, 2018

El miedo no nos deja realizar los sueños que queremos. Pero si tu sigues a tu corazón y haces lo que quieres y lo que sientes todo va a salir bien. Sentir miedo es normal pero es necesario, para hacerlo con más ganas y entusiasmo.

Yo ates de emprender este camino lo sentí, de hecho fue uno de los sentimientos que invadían mi cuerpo. Pero yo sabía que no podía dejar que este miedo me frenará por eso decidí cumplir mi sueño, romper con el miedo y las barreras y viajar a Burgos, España.

Una vez aquí la organización de Amycos me recibió, me ayudo proporcionándome alojamiento y todos lo que necesitaba para realizar mi voluntariado. En mi voluntariado realicé diferentes actividades como por ejemplo trabajé en una huerta ecológica en la que aprendí mucho ya que es una nueva forma de vida con alimentos fuera de procesados y naturales. Las personas que se encargan de la huerta y de nosotros son muy amables y risueñas. Además también trabajo en un comedor social en que he convivido con diferentes personas que me han ayudado a ver la vida con otra perspectiva y me han servido para aprender a valorar diferentes puntos de vista.

Estoy muy agradecida ya que gracias a esta organización además de cumplir mi sueño de realizar un voluntariado fuera de mi país he conocido gente maravillosa no solo con la que he trabajado si no con la que he vivido y convivido y me llevo para toda la vida, gente que podría considerar amiga.

 

Construyendo un camino

El voluntariado es muy gratificante. Una experiencia que puede cambiar tu vida y la de los demás. Además de aprender nuevos idiomas.

Me llamo Maria y soy voluntaria en Burgos, España. Mi vida estaba casi resuelta, tenía mi trabajo y mi casa en Portugal. Pero dentro de mi sentía que necesitaba realizar algo nuevo, cambiar el rumbo de mi vida. Siempre desee poder realizar voluntariado fuera de mi país, pero a la vez fue una decisión espontanea ya que considero que si se piensa demasiado el miedo puede jugarte una mala pasada.

Por esta razón comencé a buscar proyectos, nuevas ideas que se pudieran adaptar a mi y ahí es donde encontré Rosto Solidario, donde me ayudaron y me aconsejaron para tomar la decisión de realizar el voluntariado.  Como decía anteriormente fue una decisión espontanea, de la que no me arrepiento ya que ha cambiado mi vida.

Considero que tomar la decisión de viajar a un nuevo país del que desconoces el idioma puede parecer difícil, pero es algo que merece la pena ya que todo lo que aprendes y ganas es positivo. Por ello, no dejes que el miedo te impida perseguir tus sueños, anímate, nuevas experiencias te están esperando.

 

26 noviembre, 2018

¡Hola!

Como en otras ocasiones, vengo a contar cómo mi voluntariado sigue su curso en Čadca. Regularmente voy a los colegios a colaborar con las profesoras de inglés, lo cual es una actividad muy gratificante, aunque a la vez cansada por la frenética jornada. Por otra parte, las clases de inglés en Keric siguen su ritmo y los niños están progresando con su nivel de inglés. Creo que yo también estoy progresando con mi nivel de italiano y eslovaco, aunque este último es bastante complicado.

Además de las actividades regulares, en Keric hemos organizado dos eventos: uno respecto a Halloween a finales de noviembre y, la semana pasada, un Karaoke en el que disfrutamos mientras cantábamos y bailábamos canciones actuales, míticas y tradicionales de cada país. Otra de las actividades esporádicas que hemos hecho en Keric son talleres en los que explicamos qué es ser un voluntario e intentar promover el voluntariado, así como la multiculturalidad, entre los jóvenes que acuden desde distintos colegios de la región.

En nuestro tiempo libre hemos viajado a varias localidades cercanas a Čadca, además de emplear nuestras vacaciones desde el 30 de octubre hasta el 4 de noviembre en visitar las dos ciudades polacas más importantes: Varsovia y Cracovia. Por último, la semana pasada acudí al colegio de Čierne con dos coordinadoras de otros proyectos que habían venido para reunirse con Keric y las demás organizaciones, Thazin de Myanmar y Belén de Ecuador.

¡Hasta la próxima!

Karaoke                                                                                                               En Čierne con Thazin (izq.) y Belén (2 derecha).

7 noviembre, 2018

¡Hola amigos!

La aventura en Cadca continua, la acogida de los colegios Olesna y Zarec ha sido una gran experiencia. Visito estos colegios una vez a la semana, miércoles y viernes durante 5 horas lectivas. En las cuales jugamos a diferentes juegos, realizamos actividades y hablamos sobre diferentes temas. Ellos intentan hablar en inglés y yo aprender palabras en eslovaco. Para mi es gratificante ir a visitar a los chicos/as y entablar una relación con los chicos/as de aquí.

Además he participado con mis compañeros de Honduras, Camboya y Vietnam en la Euroweek, en la cual hemos visitado diferentes colegios y hemos presentado nuestros países y lo que hacemos en Eslovaquia. Este es un punto de encuentro para nosotros, en el cual conocemos un poco más a los niños y jóvenes y su cultura.

Por ultimo, lo que más disfruto son mis clases de ingles, donde preparo junto con otra voluntaria juegos y actividades para aprender ingles y donde tengo una especial relación con los niños/as que participan. Además de participar en las clases de español en las cuales intento que mis alumnas disfruten aprendiendo conmigo.

 

Nos vemos…

 

23 octubre, 2018

¡Hola de nuevo!

Desde la última vez que escribí aquí han pasado muchas cosas en Čadca. Cada dos semanas paso toda una mañana en los colegios de Korňa y de Čierne. Allí visito entre cuatro y seis clases y coopero con las profesoras de inglés. Hago juegos, actividades, debates… todo lo posible para que los alumnos pierdan el miedo a comunicarse en esta nueva lengua. La verdad es que es muy reconfortante ver que te entienden, que les entiendes y que juntos pasáis un buen rato. Además, la semana pasada fui, junto con mis compañeros de Honduras, Camboya y Vietnam, al colegio de Oščadnica para presentar nuestros respectivos países a los niños. Por otra parte, las clases en Keric, nuestra organización, siguen cada semana. Los niños y adolescentes vienen contentos a aprender de una forma divertida y su progreso con el inglés se va notando cada día.

La convivencia es otro de los pilares fundamentales de este proyecto. Actualmente somos diez personas compartiendo una casa de dos plantas pero con dimensiones muy reducidas. A veces es complicado compaginar los horarios, ponerse de acuerdo en quién cocina primero o hacer cola para ir al baño o la ducha. Estamos estableciendo ciertas reglas que, espero, nos sirvan para que nuestra convivencia no se deteriore, ya que pasamos juntos muchas horas al día y también viajamos en grupo.

Para terminar, nuestra gran última aventura fue el On Arrival Training. Desde el pasado miércoles y hasta el domingo, mis compañeros Nico, Salla, Ayse y yo nos desplazamos hasta Zvolen, ciudad situada en el centro de Eslovaquia. Allí, junto a otros quince voluntarios del país, pasamos cuatro días aprendiendo juegos, hablando de nuestros proyectos, con problemas y virtudes incluidos, y, sobre todo, haciendo nuevas amistades con las que hacer planes fuera de nuestra querida Čadca. ¡Hasta la próxima!

                   

Enseñando España en la escuela de Oščadnica.                                             Clase de eslovaco en  Keric.

Excursión a Sekier durante nuestro On Arrival Training.

30 septiembre, 2018

¡Hola!

Soy Ana, en estas cuatro semanas en Cadca (Eslovaquia), involucrada ya en el proyecto de Voluntariado Europeo, gracias a  la acogida de la entidad y de los compañeros  con los que me he embarcado en esta gran aventura. De estas semanas, me llevo mi primera experiencia con aprendizaje de mis primeras palabras en eslovaco. Pero también el primer contacto con los usuarios, presentándonos y realizando pequeñas entrevistas en inglés. A partir de aquí, comienzan los nervios por preparar las actividades en inglés, que vamos a realizar junto con otros voluntarios eslovacos de la entidad y conocer más de cerca a los usuarios.

Por otro lado,  la gran acogida recibida por los colegios, para mí ha significado mucho, ya que estoy en contacto con profesores y alumnos de Cadca. En la cual me he presentado como voluntaria y he llevado a cabo mis primeras actividades con jóvenes eslovacos.

Por último, las primeras visitas a diferentes lugares de Eslovaquia con mis compañeros, haciendo que sean unas visitas especiales, ya que nos vamos conociendo un poco más y vamos aprendiendo alguna que otra palabra en otros idiomas, y como no alguna que otra risa al intentar pronunciar.

 

Nos vemos…

Primeras experiencias en Čadca

16 septiembre, 2018

¡Hola!

Soy Sara y hace dos semanas que me embarqué rumbo a Eslovaquia, concretamente a Čadca, una ciudad de algo más de 10.000 habitantes, para emprender mi proyecto de Voluntariado Europeo, que durará 10 meses. La primera semana fue de adaptación, por lo que la pasé con una familia eslovaca de acogida, conociendo su cultura, costumbres y, lo más importante, su gastronomía. Durante ese periodo también tuvimos las primeras tomas de contacto tanto con la ONG eslovaca, Keric, como con el eslovaco, idioma que intentaré aprender durante mi estancia.

Otras actividades que hemos realizado son rutas por las bellas sendas que rodean Čadca y Malá Fatra y una reunión con jóvenes voluntarios de Vietnam, Francia, República Checa, Camboya, Macedonia, Tailandia y Eslovaquia. En cuanto a mi proyecto, la semana pasada entrevistamos a niños que asistirán tanto a clases de inglés como de español, francés, italiano, alemán y finlandés para determinar su nivel y su grupo. Para esta semana comenzaremos a organizar estas clases, además de realizar una presentación de España con mi compañera para que los demás voluntarios conozcan nuestro país.

Otra parte de mi proyecto será visitar colegios y hacer actividades en inglés en ellos, aunque los horarios aún no los tenemos determinados. Si me sobra tiempo, quiero encontrar un proyecto personal con el que continuar o ampliar mi formación. Aún estoy barajando posibilidades, pero un pilar será aprender italiano y otro apuntarme al club de senderismo, seguramente. Aquí dejo unas fotos de nuestra clase de eslovaco y nuestra excursión a Malá Fatra.

¡Hasta la próxima!

Del Mediterráneo al Atlántico

19 julio, 2018

Hola gente!

Desde Valencia a Santa Maria da Feira, el tiempo pasa volando y ya llevo poco más de un mes en esta experiencia.

Bueno, me llamo Carla y sólo voy a estar 5 meses en este proyecto llamado “Diversities”.

Con anterioridad a mi llegada, tenía unas ideas preconcebidas muy equivocadas a lo que yo pensaba que era Portugal y su gente. Dentro de esas ideas, creía que el país vecino iba a ser muy parecido a lo que estoy acostumbrada en mi cotidianidad, pero no es así. Os voy a contar algunas de las diferencias que más me chocaron al llegar.

-El portugués es igual al castellano. Tras un mes estoy comenzando a comprender algunas cosas, leerlo es muy fácil, entender a una persona portuguesa en directo es otra cosa. A mi llegada podía entender como mucho una palabra, estaba totalmente desubicada y perdida si me hablaban en portugués. Además, el hecho de saber valenciano creo me complica un poco más el aprenderlo, ya que comparten muchísimas palabras y estructuras gramaticales como también con el castellano, sigo hecha un lío con las similitudes de las lenguas.

-Portugal es un país totalmente religioso y muy tradicional. Realmente me muevo en un contexto muy abierto en Valencia y aquí me siento como si viviera en una España de hace 40/50 años. Mi círculo de gente portuguesa es prácticamente inexistente, sólo del trabajo o de la asociación. De los cuales la poca juventud que conozco, tienen unos planes de vida tradicionales (casarse y formar una familia).

-La comida no es muy buena/sana. Todos los portugueses te dirán que aquí se come bien y te asegurarán que es mucho mejor que cualquier país, prácticamente la gran mayoría no han salido de su ciudad, son muy caseros.

En mi trabajo (Centro de día Parroquial de Fornos), poco a poco me voy integrado, pero fue muy complicado al principio, por el hecho de la comunicación. Sigo prácticamente sin entender a las personas mayores, pero paso la mayoría del tiempo con ellos  tratando de conocerles, una mujer hasta me invitó a comer un domingo con ella y su familia para conocer una churrasquería. Son muy amables conmigo.

Después de haber cogido algo de confianza y un mínimo de comprensión del idioma, estoy realizando actualmente actividades de estimulación cognitiva y musicoterapia. Es complejo trabajar con muchos de ellos, el grupo en su mayoría no saben leer ni escribir, otros se encuentran en diferentes procesos de deterioro cognitivo, alzheimer… Es más complejo de lo que yo creía, no son muy participativos, pero hay que  animarles a realizar actividades.

Por otra parte, he tratado de viajar cada fin de semana o ir a Porto. Al final de la semana necesito salir de este pueblo apartado de la vida “joven”, la verdad. Por suerte, dentro de la casa he encontrado gente maravillosa que se encuentra en el final de sus proyectos y me esta acompañando en mis inicios aquí. Juntos salimos cada vez que tenemos la oportunidad sin ellos no sería lo mismo, pasamos muy buenos ratos.

Llevo muy poco tiempo aquí, así que, aun me queda mucho por experimentar.  Hasta la próxima!

 

                

 

 

 

Huerto y otros cantares

Hola de nuevo:

Hoy, aunque ya se vaya acercando el final, os cuento algunas de las cosas que me han tenido ocupado últimamente.

Aparte de la cantidad de eventos en los que he colaborado, destaco tres actividades fundamentales:

– Colaboración en un espectáculo teatral: he tenido la oportunidad de componer la música (junto a otros voluntarios) de un espectáculo teatral dirigido por otro de los voluntarios y que trataba una temática local a través de un proyecto multicultural. Ha sido una oportunidad interesante en la que he podido desarrollar algunas aptitudes artísticas de una manera libre y colaborativa, con el fin de crear un proyecto junto a los demás voluntarios.

– Participación en el taller de costura: donde he aprendido algunos aspectos básicos de costura, con el fin de poder arreglar mi propia ropa o incluso aprender a coser de cero (y a partir de tela reutilizada de otras ropas) una bolsa o un bolso de tela.

– Programación y desarrollo de un pequeño huerto doméstico: he realizado como proyecto personal la programación y llevado a cabo un pequeño huerto de verduras y plantas aromáticas. Me ha permitido desarrollar el proyecto desde la base pasando por todas sus fases (¡Espero poder llegar a recoger algunas verduras antes de tener que marcharme!). Ha sido un proceso muy satisfactorio y del cual disfruto cada día.

Os dejo, como siempre, algunas fotos sobre estas actividades.

Un saludo

Eric