Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

DE VIAJECITOS

10 julio, 2015

Esta semana la llevábamos planeando con mucha ilusión, el motivo era la segunda formación, la formación intermedia. En ella nos encontraríamos con los antiguos amigos que hicimos en RImini , la primera formación, y seguramente haríamos nuevas amistades, así fue 🙂
El lunes, antes de partir había que inaugurar el huerto de los chavales de «i nuovi amici», para ello trabajamos duro realizando una paella para cuarenta personas, trasladando mesas, sillas equipo de sonido y equipo eléctrico, todo para hacer la velada lo mas cómoda posible, quedaron muy satisfechos del evento.

Todo recogido y un pelin cansados, nos disponemos a preparar las mochilas y dormir lo máximo posible, a las cinco de la mañana habría que montarse en autobús dirección Napoles.
Después de unas cuantas horas en autobús, una espera en la estación de Napoles y un viajecito en tren…….. ya estábamos en Nola, Lugar de encuentro de la segunda formación.
Estas formaciones sirven para informarnos de diversos aspectos de los SVE, cuenta nuestra opinión para sus posibles mejoras, nuestra evaluación en el proyecto y diversos puntos, ejercicios que realizamos de evaluación y auto-evaluación.
Tuvimos el placer de encontrarnos con Alessandro, esta vez como formador y no en entrevistas por skype, haciéndonos mil preguntas para el acceso al voluntariado jejjejee no me mates cuando nos veamos.

Después de la formación unos cuantos amigos quedamos en pasar unos días en Napoles , visitar una de las grandes ciudades de Italia. Personalmente ya había estado hacia diez o quince años, pero no me acordaba de nada, solo recordaba el caos del trafico y Pompeya.

Esta vez era distinto, ya habiendo vivido un poco mas y con unos buenos amigos todo iba a ser distinto. El trafico seguía siendo terrible, pero lo pasábamos bien jugandonos la vida cada vez que teníamos que cambiar de acera, las cosas son muy baratas, las tiendas se echan a las calles formando grandes mercadillos, se notaba que estábamos en el sur, suciedad si que había…..pero con el tiempo la veías hasta ordenada jejjeje

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un día lo dedicamos absolutamente a visitar la antigua ciudad de Pompeya, era la segunda vez que estaba en aquella ciudad convertida en museo, en un principio no la recordaba tan grande, vimos: tabernas, casas, esculturas, pinturas, templos, teatros, etc, etc… que estaban a nuestro acceso, íbamos con nuestro gran amigo alemán que le gusta mucho la historia y no anda muy deprisa , ni con mucha prisa….. pero así la verdad es que lo vimos todo y mereció la pena, mas de ocho horas andando.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez en Macerata, hemos vuelto a trabajo, esta vez toca trabajo físico, hay que ir preparando las estancias de los próximos voluntarios, por lo que me voy enterando serán cuatro, las casas y las actividades no serán las mismas. futuros voluntarios: las casas están muy chulas 😉

Comentarios