Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

26 octubre, 2018

Espero que el viernes pasado no nos echarais de menos por aquí, pero tenemos una buena excusa… Y os la vamos a contar. Comenzaremos por nuestros queridos talleres, en los cuales cada vez estamos más a gusto y vemos mayores resultados. Yo continué con la alimentación equilibrada pero esta vez con los cursos de secundaria; cocinamos diferentes recetas, entre ellas gachas con fruta, guiso de verduras o queque de plátano, y a la vez trabajamos el tema de los grupos de alimentos dibujándolos en murales los cuales posteriormente servirían para los talleres de cocina de María con las madres de familia. Por las tardes estuve trabajando teatro tanto con los mayores como los más pequeños mediante dinámicas para aumentar la seguridad en sí mismos/as, la comunicación no verbal y la confianza en el grupo. Me sorprendieron gratamente con sus dotes interpretativos… En general lo que más me gusta en todos los ámbitos es lo desarrollado que tienen las capacidades artísticas y creo que es algo que hay que seguir incentivando.

Esta semana por las mañanas he trabajado el tema de la educación sexual y los hábitos de higiene desde infantil hasta primaria. Ha sido un reto porque con los más pequeños/as me ha resultado complicado, pero a rasgos generales hemos tratado la identificación de los órganos sexuales, la higiene de los mismos y la igualdad de género. Por las tardes he estado en el centro de recursos para trabajar la música pasando por el nivel más teórico como el pentagrama, las notas musicales y las familias de instrumentos hasta lo más práctico tocándolos y haciendo concursos musicales.

 

Mi compañera María comenzó trabajando talleres de medio ambiente, pues, aunque es bien sabido la importancia de la Pachamama en este país, es cierto que con el aumento de los plásticos y residuos a nivel mundial no tienen la consciencia de reciclaje; antes estaban acostumbrados a botar todo residuo generado pues, al ser materia orgánica, se desintegraba con facilidad. Sin embargo, hoy en día con la influencia de Occidente deben adaptarse a las nuevas demandas de los materiales producidos con petróleo. Como he comentado antes, también empezó los talleres con las madres de familia en los que cada día cocinaban un plato diferente resaltando sus propiedades nutritivas y basado de forma mayoritaria en hortalizas, pues la dieta aquí es excedente de carbohidrato.

Volviendo a esta semana ha estado trabajando en el huerto escolar junto con la ingeniera agrónoma de Anawin Lizeth primeramente quitando las malas hierbas crecidas en el terreno, luego removiendo la tierra y abonándola y finalmente sembrando diferentes frutos como el pepino y el repollo. Parece mentira que en un clima tan árido pueda crecer con tanta facilidad la cosecha. Por las tardes ella también tuvo que enfrentarse al reto que suponía trabajar los talleres de prevención de embarazos y sexualidad con adolescentes, pues es un tema peliaguado dentro de la sociedad quechua y aún hay mucho en lo que mejorar.

Ah, y como lo prometido es deuda, os contaremos la razón por la que no escribimos en el blog la semana pasada: resulta que estos días han venido Rosa y Alessandro desde España para supervisar los proyectos que lleva la asociación aquí y el viernes pasado era la inauguración de un sistema de agua en Kochimayu, en la zona de Colomi, y para celebrarlo organizaron una especie de «fiesta» en la que comimos lo típico de la zona (chancho, chuño y camote) y bailamos a tope mientras los habitantes de la comunidad nos invitaban a beber chicha (un fermentado de maíz) y guindol (como un pacharán pero producido con guindas). Fue una experiencia que jamás olvidaremos junto a todo el equipo técnico.

Bueno… eso es todo por hoy, que no es poco. La próxima semana es feriado por el puente de Todos los Santos, así que aprovecharemos la fecha para recorrer un poco más el país y visitar Sucre, Potosí y el Salar de Uyuni. We’ll keep you updated!

 

Comentarios