Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

Sin prisa pero sin pausa

12 octubre, 2018

La semana pasada os dejamos con la miel en los labios diciéndonos que haríamos nuestro primer viaje a Villa Tunari, así que os ponemos al día: nos levantábamos el sábado a las cinco de la mañana para emprender nuestro rumbo a la Villa a las seis, lo cual finalmente fueron las ocho ya que aquí las esperas para todo son eternas. «La prisa mata», decíamos… 4 horas de trayecto para 160km, lo que en España habría sido una escasa hora y media. Desde luego que estamos desarrollando la virtud de la paciencia más que nunca. También hemos de decir que los autobuses o llamados aquí «flotas» están muy bien equipados y quedamos muy contentas.

Llegamos a nuestro destino no sin antes comer el famoso pescado de la zona: el surubí y el pacu, ¡qué delicia! Después fuimos a buscar el alojamiento Hotel Mirador donde nos hospedábamos y Frank, el gerente, nos hizo sentir como en casa en ese acogedor lugar. Para nuestra primera toma de contacto fuimos a visitar el Parque Machía, lugar muy famoso por los monos que habitan en él y con los cuales tuvimos la suerte de compartir fotos y nuestra botella de agua mientras les dábamos de beber.

Al día siguiente realizamos nuestro paseo por la jungla amazónica y su interminable y frondosa belleza. Disfrutamos de un paseo por la orilla del río visualizando todo tipo de animal y todo tipo de planta y aprendiendo de todo aquello. Terminamos verdaderamente cansadas, así que por la tarde disfrutamos de un rato en la piscina y bajamos a una «playa» que había allí asombrándonos con todas las piedras preciosas que había y con el atardecer que nos acompañaba.

El lunes ya era el día de nuestra vuelta no sin antes visitar el Parque La Jungla, un espacio de ocio donde pudimos tirarnos de tirolinas y de columpios gigantes de hasta 14 metros de altura.

Volvíamos a la rutina en Korihuma con muchos talleres planificados para esta semana con las pedagogas del centro, Sonia y Verónica: esta semana por las mañanas he estado trabajando la alimentación equilibrada con los diferentes cursos del nivel primario, tanto teóricamente como de forma práctica cocinando algunos menús, entre ellos crepes de frutas, tortillas de brócoli y espinacas o ensaladas de verduras varias. Por las tardes he continuado con la inteligencia emocional visionando la película «Inside Out» que trabaja muy bien el manejo de las emociones por parte de nuestro cerebro. María ha trabajado la parte de los talleres de prevención de drogodependencias con los más mayores de la escuela mediante diferentes dinámicas, así como el uso de las TIC’s pues incluso aquí los medios de comunicación y las redes sociales están a la orden del día y queremos que puedan realizar un buen uso de los mismos.

Os dejamos unas fotillos de nuestras aventuras 🙂

Comentarios