Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

Nos presentamos

29 abril, 2020

Hola Somos Rosita, Naomi, Lissette e Mattia, las personas voluntarias seleccionadas este año para el proyecto de “servicio civil” de Amycos. Hemos llegado a España en febrero de 2020 y el proyecto terminará en diciembre de 2020, tendrá una duración total de 10 meses.

El Servicio civil universal (SCU) promocionado por el gobierno italiano es la elección voluntaria de dedicar algunos meses de tu vida al servicio de defensa, no armada ni violenta, de la paz entre los pueblos a través de acciones para la comunidad y para el territorio de cualquier parte del mundo.

 

Os vamos hablar un poco de nosotr@s:

..soy Rosita de Macerata, tengo 27 años y soy trabajadora social. Me enteré del proyecto de servicio civil en Burgos participado en el proyecto europeo «L.A.S» (financiado por el programa Erasmus+ y en el que 40 jóvenes de Italia, Espana y Túnez reflexionaron junto con los responsables políticos sobre los temas del racismo, la inclusión y el respeto de los derechos) en noviembre de 2019 con la asociación «G.U.S» en la cual estuve trabando con personas migrantes durante 4 años. Tras esta interesante experiencia, decidí participar porque considero que es una excelente oportunidad para el crecimiento profesional y porque desde hace mucho tiempo tenía la intención de vivir una experiencia de voluntariado en el extranjero.

Yo soy Naomi de Reggio Emilia, tengo 24 años y soy licenciada en Ciencias de la Educación. Decidí formar parte de este proyecto en Burgos porque lo consideré acorde con mis estudios y mi experiencia laboral anterior en el ámbito social y porque, después de una experiencia de un año en los Estados Unidos, para mí era importante aprender una nueva lengua y crecer a nivel personal.

Mi nombre es Lissette de Varese, tengo 24 años y esta es mi primera experiencia de voluntariado en mi vida. Descubrí la oportunidad del servicio civil a través de Internet y elegí llevar a cabo mi experiencia aquí en Burgos para mejorar mi español.

Me llamo Mattia, soy de Palermo y después de terminar mi carrera en el instituto, empecé a trabajar y en 2016 participé en un primer proyecto de voluntariado en Burgos con Amycos. Era un proyecto experimental que duró sólo 6 meses pero fueron suficientes para encender en mí algunas «bombillas»: una experiencia que ha destruido cualquier barrera de temor e insuficiencia. Durante estos meses comprendí la importancia de la colaboración y de la coherencia educativa: juntos se crece, se mejora y se construye. Terminado el proyecto, encontré trabajo en Burgos y me quedé hasta que en 2019 decidí participar una vez más en una experiencia de voluntariado para seguir creciendo a nivel personal, trabajando en equipo y siendo parte activa de la comunidad en la que vivo.

En AMYCOS apoyamos aquellas actividades relacionadas con el área administrativa a través de tareas de gestión de proyectos; con el área de comunicación promoviendo oportunidades de voluntariado tanto en las redes sociales como en espacios concretos, y con el área de diseño de proyectos realizando análisis, investigaciones, formulaciones de proyectos, etc..

Mattia e Lissette llevamos a cabo también actividades de voluntariado en el CEIS (un centro de atención integral a personas sin hogar donde se fomenta la autonomía personal y se ejecutan todos los aspectos necesarios para controlar una inserción social y laboral adecuada) participando en las diferentes acciones recreativas propuestas por el propio centro;

Rosita e Naomi trabajamos del mismo modo en una asociación de primera acogida de personas migrantes, llamada Burgos Acoge, ocupándonos tanto deltrabajo relacionado con la parte administrativa de la oficina, como de actividades en contacto con los propios usuarios (cursos de formación, cursos de lengua, etc…).

Por desgracia, nuestro periodo de voluntariado coincidió con este período histórico de emergencia de COVID19, pero a pesar de todo estamos tratando de aportar nuestra contribución a través del teletrabajo.

El SCU, sin duda, representa una importante ocasión de formación y de crecimiento personal y profesional para los y las jóvenes, que son un recurso indispensable y vital para el progreso cultural, social y económico de un país. A pesar del período que estamos viviendo, por supuesto aconsejaríamos a cualquiera que tuviera una experiencia de voluntariado, ya sea para aclarar sus ideas sobre su futuro, o para probar en el campo de trabajo y aprender cosas nuevas.

               

Hasta luego!

Comentarios