Blog Amycos

Voluntariado Internacional y Servicio de Voluntariado Europeo

Voluntariado Europeo 2020

Ultimo mes!

4 julio, 2020

Hola a todas y todas!

Julio es el ultimo mes de voluntariado en Macerata y no entiendo como el tiempo ha pasado tan rápido.

Desde que la cuarentena acabó en Italia, con la organización estamos intentando de iniciar con las actividades de verano siempre adaptadas a las nuevas leyes por la situación en la que nos encontramos. Colaboramos con campos de verano para niños haciendo diferentes actividades, por ejemplo, trabajar con madera o aprender a plantar y cuidar plantas. También, iniciamos con eventos para familias en parques de la ciudad.

A parte de todas las actividades que realizamos con la organización, una parte muy importante de la experiencia del voluntariado es poder visitar y conocer la región donde uno se encuentra. Estamos aprovechando al máximo estas ultimas semanas en Macerata para visitar todos los sitios de Le Marche  y también Umbria que aun nos quedan pendientes. No son unas de las regiones mas conocidas de Italia, pero con muchas actividades y lugares para visitar, tanto en la montaña como en el mar, o un “mix” de los dos. A continuación os dejo algunas fotos de los lugares de Le Marche que hemos visitado, y si algún día tenéis la oportunidad de visitar, no os lo podéis perder.

  • Cingoli (también cononida como el «Balcón de le Marche» por ser uno de los puntos más altos de la región) y su lago:

  • Perugia, Capital de Umbria, caracterizada por sus restos de la cultura etrusca y romana y  su larga historia.

  • Osimo (Le Marche). Una pequeña ciudad medieval muy cerca de Macerata, también con espectaculares vistas de la región.

 

El voluntariado en Eslovaquia

2 julio, 2020

Hoy os presentamos dos chicas burgalesas, Ana y Sara, que hicieron un proyecto de EVS en Eslovaquia con nuestro socio asociado KERIC:

1. ¿Por qué has elegido hacer voluntariado?

Ana: Siempre me ha gustado trabajar con los niños/as desde la educación no formal. Elegí este proyecto por el colectivo con el que se trabaja. Además de vivir una experiencia diferente, conocer a personas de otros países y aprender sobre otras culturas.

Sara: Antes de terminar la carrera de periodismo me empecé a plantear qué quería hacer en el futuro. Quería hacer un máster, pero como no sabía cuál, una amiga me comentó qué era el voluntariado. Así que decidí irme un año a trabajar con niños, a conocer una nueva cultura y a mejorar mi inglés.

2. Hiciste tu proyecto en Eslovaquia, un pequeño país en centro del Europa. ¿Cuáles fueron tus actividades principales durante este proyecto?

Ana: Mis actividades principales era preparar actividades en inglés para 2 colegios, utilizando tanto juegos como las nuevas tecnologías para poder comunicarme con ellos. Por otro lado, desde la organización, impartir clases de inglés a niños/as de 9-12 años y clases de español a adultos. Además de preparar actividades para los diferentes eventos durante el año. Sara: Cuando hacía voluntariado iba a dos colegios cada semana y participaba en las clases de inglés haciendo juegos a los niños, adaptados a su curso. Además, en la organización daba clases de inglés a dos grupos por semana. También acudía a Cáritas a hacer talleres de manualidades con las señoras que allí vivían. En verano participé en los campamentos que organizaba KERIC, la ONG en la que trabajaba.

3. ¿Cuál fue tu mejor experiencia durante tu proyecto y, al contrario, qué fue lo más difícil para ti?

Ana: Poder conocer a personas de otros países y viajar a otros países además de Eslovaquia. Lo más difícil para mí fue la convivencia y el clima. Sara: Lo más bonito fue ver cómo los niños se esforzaban por comunicarse conmigo y yo con ellos. El momento más divertido fue durante los campamentos de verano. Por otra parte, fue difícil la convivencia en una casa tan pequeña, siendo tantas personas y tan distintas…

4. En tu opinión, ¿por qué los jóvenes españoles deberían elegir hacer el proyecto del voluntariado en Eslovaquia?

Ana: El voluntariado te permite aprender idiomas, formación, colaborar en proyectos, actividades de tiempo libre con todo tipo de colectivos y poner a prueba tus capacidades y habilidades. Sara: Creo que los jóvenes españoles deberían escoger Eslovaquia para hacer un proyecto de Servicio Europeo porque es un pequeño gran país con muchas cosas que ofrecer. Es muy fácil moverse en transporte público, es barato y tiene mucha oferta cultural y mucha naturaleza para disfrutar de ella tanto en invierno como en verano. Además, los eslovacos son muy hospitalarios.

5. ¿Cuál fue el choque cultural más grande para ti? ¿Qué crees que los españoles y los eslovacos tienen en común?

Ana: El choque cultural para mí fue, sus horarios y también su clima. Creo que lo que tenemos en común es que nos gusta pasar tiempo con nuestra familia y amigos. Sara: Creo que el choque cultural más grande es el horario. El horario español y el eslovaco (o el del resto de Europa) no se parece nada al español, sobre todo a la hora de las comidas, hacer actividades o simplemente cerrar las tiendas y los bares. Creo que tenemos en común la Unión Europea y la cultura católica, lo que hace que ciertas cosas, aunque sean diferentes, tengan el mismo fondo, como la Semana Santa o el día de Reyes.»

 

Muchas gracias para sus respuestas chicas!

Casi dos meses de cuarentena… ¡Pero el proyecto sigue!

4 mayo, 2020

En estos tiempos complicados, tengo mucha suerte porque mi proyecto Burgos Solidaria sigue adelante.

Desde que todo empezó, apoyo las actividades de Amycos desde casa y realmente, tengo suerte de hacer muchas actividades que me permiten seguir aprendiendo y ayudando.

Ayudo en el trabajo de oficina, sobre los proyectos de cooperación internacional en Bolivia y en Nicaragua que tiene la ONG. Ayudo también en el desarrollo del proyecto europeo “Stairway to SDG”. Es un proyecto ambicioso sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que comparten seis países de la Unión Europea, y con mis compañeras en Amycos buscamos ideas y actividades para este proyecto.

Así mismo, hago un tipo de apoyo escolar con un niño que solía encontrar por las tardes en Atalaya Intercultural. Esto es muy interesante para mí porque me hace sentir útil en una situación muy difícil para él. Y por fin, gracias a la colaboración con el Foro Solidario, realizo durante todos los jueves un círculo de idioma de francés on-line. Así, puedo hablar francés con personas burgalesas. Son sesiones muy interesantes donde puedo reflexionar sobre la cultura española y francesa.

¡Vamos…Estoy muy bien ocupada!

Junto a todas estas actividades, hago deporte, veo series con Kate, cocinamos especialidades de Grecia, hacemos manualidades y sigo un curso de historia on-line. Lo que me gusta mucho en este periodo es que puedo hablar mucho más que antes con mi familia y mis amigos. Es una manera de estar con ellos y de compartir más. Hablamos también con nuestros amigos de Burgos, la gente que hemos encontrado a lo largo de esta experiencia de voluntariado, antes de que pasara todo eso. ¡Así, conservamos los contactos!

 

 

Al final, seguramente, es una pena que haya pasado todo eso de la pandemia, pero es así y hasta puedo encontrar varios lados positivos para aguantar y disfrutar al máximo de mi experiencia de voluntariado.

¡No quiero perder nada de todo lo que estoy viviendo aquí y al final, tendré más razones para volver a Burgos! 🙂

Hasta luego,

Estelle !

En cuarentena se lleva cocinar

29 abril, 2020

¿Que cómo estamos llevando la cuarentena? Pues nos hemos convertido en unos cocinitas. Ya nos gustaba hacer comida y compartirla con nuestros compañeros, pero el afán de hacer comidas multiculturales se ha multiplicado por mil en la cuarentena.

Ya no solo el hacer pan casero (que por cierto aquí también es imposible encontrar fermento) sino la variedad de platos típicos que estamos probando gracias a todo el tiempo que tenemos para aprender.

Dulces árabes de Túnez y hummus de Palestina, pizza italiana, pasteles franceses, sopa rusa y cómo no, tortilla y sangría española.

Somos un grupo de voluntarios que además de ser de buen comer, nos encanta compartir un rato juntos y si es enseñando lo más exquisito de nuestra tierra, ¡muchísimo mejor!

 

 

 

 

 

 

 

 

Tenemos que dar las gracias de poder pasar estos momentos un poco más difíciles con una compañía con la que puedas tener estos pequeños momentos de felicidad, distracciones y entretenimiento. Es una buena forma de pasar el tiempo y conocer nuevas culturas. Pero no os creáis que estamos subiendo estrepitósamente nuestro nivel de colesterol, ¡no por dios! Algunos hemos aprovechado para hacer deporte y andar un poco (en Portugal no hay confinamiento, solo hay medidas restrictivas, pero podemos salir a dar pequeños paseos cerca de nuestro domicilio).

Evidentemente hay días que son difíciles, en los que te aburres mucho y empiezas pensar negativamente sobre todo, es normal. Pero también hay otros días provechosos y en los que tenemos la oportunidad de compartir cosas y pasárnoslo bien juntos.

Así que en definitiva, creo que todos coincidimos de una manera u otra en que es mucho mejor pasar este periodo juntos y en estas condiciones que si estuviéramos separados.

Mucho ánimo a todos y ¡a por la estrella Michelin!

Nos presentamos

Hola Somos Rosita, Naomi, Lissette e Mattia, las personas voluntarias seleccionadas este año para el proyecto de “servicio civil” de Amycos. Hemos llegado a España en febrero de 2020 y el proyecto terminará en diciembre de 2020, tendrá una duración total de 10 meses.

El Servicio civil universal (SCU) promocionado por el gobierno italiano es la elección voluntaria de dedicar algunos meses de tu vida al servicio de defensa, no armada ni violenta, de la paz entre los pueblos a través de acciones para la comunidad y para el territorio de cualquier parte del mundo.

 

Os vamos hablar un poco de nosotr@s:

..soy Rosita de Macerata, tengo 27 años y soy trabajadora social. Me enteré del proyecto de servicio civil en Burgos participado en el proyecto europeo «L.A.S» (financiado por el programa Erasmus+ y en el que 40 jóvenes de Italia, Espana y Túnez reflexionaron junto con los responsables políticos sobre los temas del racismo, la inclusión y el respeto de los derechos) en noviembre de 2019 con la asociación «G.U.S» en la cual estuve trabando con personas migrantes durante 4 años. Tras esta interesante experiencia, decidí participar porque considero que es una excelente oportunidad para el crecimiento profesional y porque desde hace mucho tiempo tenía la intención de vivir una experiencia de voluntariado en el extranjero.

Yo soy Naomi de Reggio Emilia, tengo 24 años y soy licenciada en Ciencias de la Educación. Decidí formar parte de este proyecto en Burgos porque lo consideré acorde con mis estudios y mi experiencia laboral anterior en el ámbito social y porque, después de una experiencia de un año en los Estados Unidos, para mí era importante aprender una nueva lengua y crecer a nivel personal.

Mi nombre es Lissette de Varese, tengo 24 años y esta es mi primera experiencia de voluntariado en mi vida. Descubrí la oportunidad del servicio civil a través de Internet y elegí llevar a cabo mi experiencia aquí en Burgos para mejorar mi español.

Me llamo Mattia, soy de Palermo y después de terminar mi carrera en el instituto, empecé a trabajar y en 2016 participé en un primer proyecto de voluntariado en Burgos con Amycos. Era un proyecto experimental que duró sólo 6 meses pero fueron suficientes para encender en mí algunas «bombillas»: una experiencia que ha destruido cualquier barrera de temor e insuficiencia. Durante estos meses comprendí la importancia de la colaboración y de la coherencia educativa: juntos se crece, se mejora y se construye. Terminado el proyecto, encontré trabajo en Burgos y me quedé hasta que en 2019 decidí participar una vez más en una experiencia de voluntariado para seguir creciendo a nivel personal, trabajando en equipo y siendo parte activa de la comunidad en la que vivo.

En AMYCOS apoyamos aquellas actividades relacionadas con el área administrativa a través de tareas de gestión de proyectos; con el área de comunicación promoviendo oportunidades de voluntariado tanto en las redes sociales como en espacios concretos, y con el área de diseño de proyectos realizando análisis, investigaciones, formulaciones de proyectos, etc..

Mattia e Lissette llevamos a cabo también actividades de voluntariado en el CEIS (un centro de atención integral a personas sin hogar donde se fomenta la autonomía personal y se ejecutan todos los aspectos necesarios para controlar una inserción social y laboral adecuada) participando en las diferentes acciones recreativas propuestas por el propio centro;

Rosita e Naomi trabajamos del mismo modo en una asociación de primera acogida de personas migrantes, llamada Burgos Acoge, ocupándonos tanto deltrabajo relacionado con la parte administrativa de la oficina, como de actividades en contacto con los propios usuarios (cursos de formación, cursos de lengua, etc…).

Por desgracia, nuestro periodo de voluntariado coincidió con este período histórico de emergencia de COVID19, pero a pesar de todo estamos tratando de aportar nuestra contribución a través del teletrabajo.

El SCU, sin duda, representa una importante ocasión de formación y de crecimiento personal y profesional para los y las jóvenes, que son un recurso indispensable y vital para el progreso cultural, social y económico de un país. A pesar del período que estamos viviendo, por supuesto aconsejaríamos a cualquiera que tuviera una experiencia de voluntariado, ya sea para aclarar sus ideas sobre su futuro, o para probar en el campo de trabajo y aprender cosas nuevas.

               

Hasta luego!

Quarentena, pero primavera

16 abril, 2020

Hola a todas! Hace unos días cumplió un mes que Le Marche está en cuarentena, pero no este tiempo no ha sido para nada pesado.

Hemos buscado diferentes actividades para seguir con el proyecto desde casa, por ejemplo, hemos iniciado un proyecto de conversaciones por Skype con diferentes lenguas (inglés, francés, español, estonio, polaco y alemán) de forma que, quien esté interesado, puede charlar con alguno de nosotros y practicar la lengua. Con esta actividad no sólo hemos podido hacer más entretenidos los días en casa, sino también hacer un intercambio cultural y conocer diferentes realidades de Italia.

Individualmente y aprovechando el buen tiempo primaveral, algunos de nosotros hemos empezado a trabajar el huerto que disponemos. Marcelina se ha encargado a plantar diferentes verduras y flores y Tim le ha ayudado a trabajar la tierra. La Siiri ocupa su tiempo cosiendo con ganchillo y haciendo vídeos para las redes sociales explicando las técnicas necesarias para hacer bufandas, jerseys, tops… de este modo, casa todo el muendo puede intentarlo desde casa y descubrir un nuevo pasatiempo. Tim y yo hemos empezado a trabajar con madera: Tim a llevado a cabo su proyecto personal creando una librería exterior donde los habitantes de Villa Ficana pueden dejar y recoger libros, creando así un intercambio de libros continuo y donde todos nos podemos beneficiar. En mi caso, estoy realizando llaveros e imanes con la forma de las casetas de tierra de Villa Ficana por el Ecomuseo.

Es difícil mantener los ánimos arriba y pensar en positivo constantemente, pero por suerte estamos llevando a cabo proyectos personales y además contribuyen en el voluntariado, pero lo más importante es que nos tenemos unos a otros para hacernos los días más bonitos.

Mis 6 primeros meses en España

15 abril, 2020

Hoy, os presento mi compañera de piso y amiga, Kate :

«Hola a tod@s,

Me llamo Katerina y os voy a contar mis primeros seis meses en España !

Mi proyecto de voluntariado de Amycos, llamado Burgos Solidaria 2019, consiste en una experiencia de 11 meses viviendo en España y ya estamos en la mitad. He llegado a Burgos, desde Grecia, en octubre, llena de energía para empezar esta experiencia. Al principio tuve dificultades en hablar el idioma pero eso no me ha frenado y quise seguir aprendiendo, porque esta es la mejor oportunidad que tenía para aprender castellano. Adía de hoy, después de 6 meses, puedo decir que no tengo esas dificultades y sigo comunicando y trabajando sin miedo.

Después de unas semanas de acostumbrarme a Burgos, hemos ido al curso de formación a la llegada, con otros voluntarios europeos de diferentes países, en Miranda de Ebro. Allí hemos conocido muchísima gente y hemos formado nuestras primeras amistades en España. Además, hemos hablado de que significa ser voluntario europeo y hemos trabajado para buscar nuestros objetivos del proyecto. Cuando hemos vuelto teníamos muchísimas ganas de empezar a cumplir estos objetivos.

Ahora voy a hablar de mi vida en Burgos. Vivo en un piso con otras dos compañeras, una chica de Francia y una chica de Eslovaquia. Vivir con gente de otros países me ha enseñado un montón de cosas y la mejor de todas es llegar a compartir nuestras culturas de una manera muy natural. Burgos es una ciudad muy bonita y me encanta dar paseos cerca del río o coger mi bicicleta y descubrir nuevas partes de Burgos y su naturaleza.

Hablando de mi proyecto voy a explicaren lo que consiste mi voluntariado aquí en Burgos.  Cada día trabajo en un centro de Fundación Caja de Burgos que colabora con Amycos que se llama Foro Solidario. Foro Solidario es un espacio donde se desarrolla una amplia programación anual de talleres, eventos, cursos y formaciones siempre de ambiente solidario. En el Foro estoy apoyando en los talleres con niños, hago fotos o videos y trabajo en la oficina. Es algo que me gusta un montón y estoy muy feliz de poder trabajar en un lugar como el Foro Solidario con gente genial.  Además apoyo los talleres que desarrolla Amycos, monto y desmonto exposiciones en escuelas, Centros Cívicos y Bibliotecas y hago parte de proyectos de grabaciones de videos para sensibilizar a la población.

               

 

Un saludo y hasta la próxima!!

Katerina»

Nada nos detiene!

17 marzo, 2020

Hoy hace una semana que comenzó el periodo de cuarentena en Italia, ya a pesar de haber pasado unos días de incertidumbre, esta semana hemos empezado con los nuevos proyectos.

Muchos proyectos Erasmus+ de voluntariado se han visto parados o cancelados por esta situación tan extraordinaria, pero, por suerte, nosotros podemos seguir viviendo esta experiencia.

Todas las actividades que estábamos llevando a cabo en los diferentes ámbitos de nuestro voluntariado se han visto afectadas por las normas que ha aplicado el Gobierno italiano para detener la expansión del covid19, de forma que, ante esta situación, hemos empezado nuevos proyectos que podemos impulsar y realizar desde casa, por ejemplo, vídeos mostrando manualidades reutilizadas con materiales que podemos encontrar por casa, podcast de diferentes temáticas, seguir trabajando en nuestros proyectos personales o seguir aprendiendo el italiano.

Muchos ánimos desde Macerata!

¿Qué tal el voluntariado?

25 febrero, 2020

Hoy, voy a contaros en que consiste mi voluntariado 🙂

En mi proyecto con Amycos, hago muchísimas cosas diferentes que me enseñan habilidades en varias áreas.

Desde el principio de mi voluntariado, hago apoyo escolar tres veces a la semana con niñ@s de 8 a 12 años. Eso en la asociación Atalaya Intercultural que acoge a la población inmigrante de Burgos y que la ayuda en varios pasos. Es una experiencia súper provechosa porque tengo la posibilidad ayudar a estos niñ@s y me siento útil.

Todo el resto de mi voluntariado está centrado en un trabajo de sensibilización con Amycos. Por ejemplo, montamos exposiciones en centros educativos, organizamos charlas y talleres en Centros Cívicos o puntos informativos en las universidades. Esta sensibilización está centrada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.


 

Con todas estas actividades, estoy aprendiendo un montón de cosas. Cosas técnicas sobre los ODS, metodologías de pedagogía y de sensibilización y también cómo funciona una ONG y sus proyectos.

Hasta ahora, he ayudado en varios talleres sobre los temas siguientes: agua, migraciones o comercio justo. Pero he también gestionado un taller, sola, sobre las migraciones y fue una súper experiencia. Y ahora, estoy trabajando sobre otros talleres que voy a gestionar en las próximas semanas. Especialmente un taller sobre el agua para el día mundial del agua.

Con este voluntariado, estoy aprendiendo cosas sobre la vida, nuestra sociedad, yo mismo…

¡Me estoy haciendo una experiencia única!

¡Hasta luego!

Estelle

 

5 meses en Portugal

10 febrero, 2020

Ya han pasado varios meses desde que estoy en Rosto Solidario, trabajando en algunos proyectos nuevos y continuando en otros que desde el principio se estaban llevando a cabo. CAFAP, una de las organizaciones con las que colaboro, es uno de esos proyectos que he llevado con continuidad desde que llegué. Mi labor allí ha sido principalmente en el ámbito comunicativo. Estudiando los diferentes pros y contras, carencias, debilidades y necesidades elaboré un plan comunicativo basado en la renovación de su página web y difusión de su libro. El proyecto está terminado y estoy a la espera de conocer el feedback por parte de la dirección. No he entrado en ninguna área social allí, es por ello por lo que solicité estar más inmersas en otros ámbitos más alejados del marketing y comunicación y más cercanos a nivel social. Es por ello por lo que en las próximas semanas comenzaré un proyecto orientado a escuelas de educación preescolar totalmente diferente a lo que hacía antes.

Es un proyecto que no me va a coger por sorpresa ya que también colaboro en dos escuelas más, una de ellas preescolar, en las que esta misma organización ya ha puesto en marcha ese proyecto. El Jardim de Infância/Escola Básica de Santo Antonio en Escapães trabaja con niños pequeños de 3 a 6 años donde la multiculturalidad y la integración es la principal definición. Esta escuela trabaja con niños con ciertas dificultades (espectro de autismo, familias en riesgo de exclusión, refugiados), con niños de diferentes nacionalidades y nativos de Portugal. Es muy interesante trabajar con ellos, no solo por la profesionalidad y la devoción de las personas que allí trabajan, especialmente de la educadora María João, sino porque realmente te sientes envuelta en el proyecto, se interesan por formarte y que seas una más entre ellos, ¡incluso llevo puesta la bata de educadora! Por supuesto no trabajo como una de ellas, pero ahora mismo estoy obteniendo información sobre el espectro autista y me gustaría envolverme mucho más en ello, ya que además uno de los niños con espectro de autismo habla español y puedo servir mucho más de ayuda.

En la Escola Básica Bairro en Arrifana, otra de las escuelas con las que colaboro con niños entre 7 a 11 años, estoy más enfocada en trabajar con uno de ellos (7 años), venezolano y con dificultades con el lenguaje, traduciendo de portugués a español y viceversa.

Con respecto al idioma me siento mucho más cómoda no solo en inglés (idioma que hablo las 24 horas) sino también con el portugués. Las clases de portugués han ayudado mucho, pero sobre todo el trabajar con personas portuguesas, escuchar y no tener miedo de intentar hablar. Aquí nadie te conoce y estás tratando de aprender ¡que mejor situación que esa para cometer pequeños errores!

Se trata de un proyecto con muchas oportunidades para aprender, conocer nuevas personas, nuevos proyectos (estamos envueltos en otras actividades como plantaciones, teatro, proyectos con inmigrantes, etc.) nuevos lugares (tratamos siempre de viajar y conocer nuevos lugares), tenemos la oportunidad de desarrollar nuestro propio proyecto personal (en el que estoy trabajando ahora) y como no, también tenemos tiempo para socializar, conocer a nuestros compañeros y compartir historias, momentos y lo más importante, ¡diferente música y recetas de otros países! Es muy interesante vivir con 8 personas de diferentes países y sentir que pueden ser perfectamente vecinos tuyos de tu país de origen. Mi idea de que los estereotipos no existen está mucho más reforzada ahora.

Como no, agradecida de nuevo a Carla, principal imagen de Rosto Solidario para los voluntarios, una persona con experiencia y sabiduría suficiente para transmitirte seguridad y diferentes caminos para afrontar pequeñas frustaciones que con casi el 100% de seguridad vais a tener, es normal. De eso se trata esto, de saber dónde puedes ayudar, para qué estás aquí y en lo qué te puedes enfocar. Vais a encontrar cosas positivas siempre.